El carácter científico e investigador del proyecto estaría sustentado por la formación de un equipo de especialistas de distintas universidades  encargados del análisis de los materiales documentados. En este sentido, junto a los estudios de materiales como cerámica, lítica o las evidencias metalúrgicas, se plantea un programa de muestreo que permita realizar análisis polínicos y paleobotánicos, así como arqueozoológicos. También se realizan distintas dataciones radiocarbónicas para contribuir a conocer la cronología de ocupación del yacimiento. La incorporación de alumnos de la Universidad de León, a través de un convenio de prácticas en empresa, permite ampliar su formación arqueológica y contribuir al desarrollo de futuras líneas de investigación vinculadas al proyecto.

La integración del proyecto en la comunidad, dentro del marco de la Arqueología en Comunidad (Community Archaeology), pone de manifiesto en diversas vertientes. En primer lugar el propio proceso de excavación sirve como un punto de interacción entre con la participación de los vecinos en la intervención arqueológica y el trabajo de laboratorio. Por otro lado, el planteamiento de Jornadas de Puertas Abiertas, visitas guiadas a la excavación, cursos, talleres o filandones, suponen importantes recursos para difundir el patrimonio oral y material de la comarca, así como del resultado de las intervenciones Estas actividades sirven para integrar a distintos colectivos y personas en el conocimiento del yacimiento, así como la concienciación e implicación en su protección Por otro lado, la consolidación de las distintas estructuras arqueológicas documentadas y su integración en las rutas de senderismo existentes en la zona, completada con sistemas de cartelería, permiten la difusión y divulgación de los restos arqueológicos, revertiendo de forma positiva en la zona como un polo de desarrollo cultural. Mediante este sistema de actuación, cada campaña de intervención arqueológica amplía el área visitable, permitiendo la elaboración de un discurso expositivo desde el primer momento, lo que, sin duda, resulta muy positivo de cara al turismo cultural y a la interacción de la comunidad local con su patrimonio.

 

Escavación